NUEVO RESCATE!

Con dolor vemos como día a día cientos de peludos sufren la indiferencia y la crueldad humana, este caso que les estamos presentando es uno de ellos, se trata de un perro de aproximadamente 7 años de edad que tuvo un “hogar” y una “familia” a la que después de acompañarlos con su amor, de repente simplemente se les convirtió en un estorbo, en una carga. Por los vecinos que reportaron el caso sabemos que Azabache enfermó y decidieron sacarlo a la calle donde estando a la intemperie su salud empeoró aún más y lo peor tras del hecho comenzó a recibir maltrato físico por niños y otras personas del sector. Al ver las imágenes de auxilio nuestro corazón se rompió  es que ¿como alguien puede desechar a un miembro de su familia como basura a la calle y ver qué prácticamente agoniza en su puerta?. Al llegar encontramos una dolorosa situación, este chiquito con la mirada profundamente triste y literalmente en los huesos se levantó con pocas fuerzas a recibirnos, al acercarnos sentimos su nobleza y su dolor, quedándose completamente quieto permitió que el Dr lo revisara encontrando deshidratación, anemia, alto grado de desnutrición, alteración respiratoria e infección en sus ojos. Camino a la fundación se fue tranquilo y al llegar debió ser canalizado de inmediato para recibir líquidos con vitaminas y protectores gástricos que estabilizaran la descompensación y el vomito constante que nos informaron había tenido por varios días, además se tomaron muestras sanguíneas para conocer más detalladamente su estado de salud.
 Azabache hoy comienza a escribir una nueva historia, una donde recibirá cariño, cuidados y alimento, una donde haremos lo posible por recuperar su cuerpo y su destrozado corazón, una donde jamás volverá a sentir desprecio, maltrato, olvido ni indiferencia alguna.
 Para lograr realmente cambiar su vida necesitamos y contamos con el apoyo de todos los lindos humanos que nos siguen y que creen en esta labor pues el proceso de este enano requerirá de mucha ayuda para poder determinar su diagnóstico y tratamiento exactos.
¡Queremos verlo sano! Queremos verlo sonreír!
¿Nos ayudas a lograrlo?
Todo aporte es una bendición  además recuerda que: somos su voz  y que unidos ¡somos más!